Reseña: K: Missing Kings

K: Missing Kings


Aviso: esta reseña es sobre una continuación. No quiero que nadie reciba un “adelanto de información” no deseado, así que a menos que hayáis visto su antecesora, K, os recomiendo no continuar. 

 

Desde el incidente de School Island, en el que los cuatro reyes estuvieron involucrados, los miembro del Clan Plata, Kuroh Yatogami y Neko, fueron en búsqueda de su amo Shiro. Incapaces de encontrar alguna pista sobre Shiro, los dos estaban tristes hasta que se toparon con unos miembros de HOMRA, Rikio Kamamoto y Anna Kushima, que al parecer estaban siendo perseguidos por alguien…


Información

 
Formato: Película
Géneros: Acción, Superpoderes, Sobrenatural
Estudio: GoHands
Duración: 1h 15min.
Emisión: 12/07/2014

Si os soy sincera, a mí me da bastante pereza ponerme a ver alguna película. Este año tenía como objetivo ver más largometrajes, aunque sigo sin cumplir mi propósito. Es un formato al que le presto muy poca atención y sé que me estoy perdiendo historias fantásticas, muy a mi pesar. No obstante, cotilleando los estrenos de la próximo temporada de otoño, apareció la secuela de un anime que me había entretenido bastante en su momento, K. Para poder ver esta nueva temporada no me quedaba más remedio que echar un vistazo a la película que os reseño hoy, ya que sirve de puente entre entre estas dos partes.

K: Missing Kings prosigue con los eventos que quedan al aire al terminar la primera temporada, tales como el misterioso y/o desconocido paradero de Shiro y la incierta situación de HOMRA, el Clan Rojo. A partir de este punto, la historia se centra principalmente en resolver estas dos cuestiones mientras nos ofrece una gran cantidad de acción protagonizada por unos de los personajes masculinos más atractivos que el mundo animanga ha dado a luz.
Ciertamente, la acción y las interacciones entre el elenco de individuos que aparecen en pantalla conforman los sellos distintivos de K, aunque creo que en esta secuela se han preocupado algo más en solucionar la preocupante falta de desarrollo de personajes que noté en su primera temporada. Esta vez, situaciones que me hubieran resultado indiferentes en su momento me han conquistado y, por lo tanto, me han hecho disfrutar muchísimo más de lo esperado. Lo más extraño es que, antes de empezar con la película, vi los dos últimos episodios de su antecesora para hacer memoria de lo más relevante de la historia (ventajas que poseen los animes en que todo el pastel se resuelve al final) y también me emocionaron más de lo que cabría pensar, así que no sé muy bien hasta qué punto fue mérito de lo que estaba viendo o de mi estado anímico. 
Lo fantástico de las continuaciones es el hecho de poder reencontrarte con algunos personajes ya conocidos, aunque toparse con antiguas parejas cuyas interacciones eran todo un espectáculo (para muestra ved la imagen superior) todavía es mejor. Efectivamente: estoy hablando de los momentos que comparten Fushimi, diva entre divas, y Misaki. Además, el elenco se amplía y por fin podemos poner cara a los miembros de otro de los Clanes existentes pero, por desgracia, el foco de atención sigue iluminando a Neko y a Kuroh más de lo que a mí me gustaría, aunque la situación mejora cuando se desplaza hacia los integrantes de HOMRA.
Otro punto que tampoco me entusiasma (y que, sinceramente, encuentro que no tiene ningún tipo de concordancia con el resto de la serie) es ese fanservice descarado que aparece en momentos puntuales. Nuestra querida gothic lolita es la única que se salva de los vestidos ajustados y de la escasez de ropa. Para mí es como si intentaran suplir la poca presencia femenina a base de este recurso porque sí, siendo el resultado poco convincente. Simplemente desentona.
La ambientación futurista y los diferentes fondos que podemos apreciar a lo largo de la película siguen siendo sublimes. Junto con las escenas de lucha, los escenarios de K: Missing Kings son uno de sus puntos más fuertes: conciben muy bien esta ciudad en la que lo sobrenatural y lo futurista se mezclan. La música que acompaña este fantástico apartado visual cumple con corrección, complementándolo sin destacar en exceso.
En definitiva, la secuela de K me ha deleitado más que su antecesora y ha renovado mi interés por esta historia gracias a su espectáculo de acción y de bishies, no sin antes dejar más cabos sueltos para mantener mi interés en su continuación.  

Nota Final:
8
 
jane1 
Anuncios

4 comentarios sobre “Reseña: K: Missing Kings

  1. Pues anímate a verla, ¡mujer! Dura poco más de una hora y es puro entretenimiento. Esta vez quería hacer las cosas bien y prepararme con tiempo para la temporada de otoño, así que no tenía excusa para ignorarla más.
    Muchas gracias.
    Besos, Jane

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s