Reseña- Kuroko no Basket

Kuroko no Basket

 

El equipo de baloncesto de la Secundaria Teikō se convirtió en el mejor equipo a nivel de secundaria, tras lograr ganar el torneo durante 3 años de manera consecutiva. Los integrantes de este equipo son conocidos como la “Generación de los Milagros” refiriéndose a cada uno como prodigios. Después de graduarse de la secundaria, estas cinco estrellas fueron a diferentes Preparatorias, con los mejores equipos de baloncesto. Sin embargo, es sabido por unos pocos de que hubo otro jugador en la “Generación de los Milagros”, el sexto jugador fantasma. Este misterioso jugador es ahora un estudiante de primer año en la Preparatoria Privada Seirin, una escuela nueva con un poderoso pero desconocido equipo de baloncesto. Ahora, Tetsuya Kuroko, el sexto miembro de la “Generación de los Milagros”, y Taiga Kagami, un jugador de talento natural que pasó la mayor parte de la escuela secundaria en Estados Unidos, tienen como objetivo llevar a Seirin a ser los número uno de Japón, jugando contra viejos compañeros del equipo de Kuroko.

Información

Géneros: Comedia, Escolar, Shounen, Deportes

Director: Tada Shunsuke
Estudio: Production I. G.
Episodios:  75 (divididos en 3 temporadas de 25 capítulos respectivamente)

Emisión: 8/04/2012 – 30/06/2015

 
Llega el momento de despedir el anime que durante más tiempo he seguido en emisión. De hecho, fue uno de los primeros animes que seguía religiosamente cada semana, cuando todavía no tenía ni idea de que salían nuevos estrenos por temporadas y que hasta había gente que los iba comentando y reseñando en sus blogs (100% principiante en el mundillo). Recuerdo perfectamente que hice un maratón tremendo con su primera temporada justo cuando había empezado a emitirse su segunda parte. Y yo me enganché a continuación, incapaz de esperar a que terminara de publicarse completamente para poderlo disfrutar del tirón. Así es: no soy de las personas que lo han seguido desde su verdadero principio, pero ya somos como viejos conocidos.
 
Cuando lo empecé, la estela de Slam Dunk estaba ahí. Si sois catalanes ya me entenderéis porque quizá también sea uno de vuestros animes de infancia, pero para que os hagáis una idea de su popularidad, el manga de Slam Dunk ostentó durante un tiempo el récord de ventas absoluto para un manga (y este récord le fue arrebatado posteriormente por One Piece). No obstante, aunque estos dos animes se centren en el baloncesto y es casi inevitable que los paralelismos surjan, KnB es KnB: única e individual. Además, pocos animes pueden presumir de adaptar completamente la obra original, así que no os tenéis que preocupar por un final abierto. Estoy contenta de que no hayan estirado este producto más de la cuenta y que termine justo cuanto debe.
 
Los jugadores del Seirin y su entrenadora, Riko
La historia es muy fiel a la sinopsis que os he presentado más arriba y es algo que os resultará bastante familiar si conocéis algún otro ejemplo de anime deportivo: el objetivo principal de nuestro equipo protagonista será convertirse en el mejor de Japón. En otras palabras, esto supone conquistar el primer puesto de las competiciones deportivas que existen a nivel nacional, como el Interescolar (Inter High) y la Copa de Invierno (Winter Cup). Kuroko Tetsuya, nuestro querido peliazul, formó parte del mejor equipo de baloncesto de Secundaria, el Instituto Teiko. Al llegar a la Preparatoria, sus integrantes, conocidos como la famosa “Generación de los Milagros”, se separan. Así pues, cada uno se incorpora a las filas de un nuevo equipo de baloncesto, pero no pasa mucho tiempo antes de que se reencuentren en las competiciones venideras.
El trabajo en equipo, los ideales y los objetivos, la firmeza y la superación personal cobran gran importancia en el transcursos de los hechos y es, precisamente, tanto en Kuroko como en sus compañeros del Seirin donde estas ideas se encuentran más representadas, siendo estos un motor de cambio muy importante respecto a sus diferentes rivales. Por lo tanto, no nos podemos olvidar de que se trata del “Básquet de Kuroko” (Kuroko no Basket o The Basket which Kuroko plays) y que este demostrará a los antiguos integrantes de la Generación de los Milagros su manera de entender y jugar a su deporte favorito.
Se podría decir que este anime me ha hecho pasar por un torbellino de emociones, y varias de ellas en un solo episodio. Cuando terminé su segunda temporada, la balanza de amor-odio que había experimentado en varios capítulos se estaba inclinando peligrosamente hacia la parte negativa. ¿Por qué? Por una razón muy sencilla: las técnicas que utilizaban cada vez me parecían más rocambolescas y ridículas hasta el punto que no me podía tomar en serio lo que estaba pasando. Sí, llega un momento en que parece que los jugadores tiene superpoderes, y en esta última temporada lo han llevado todavía más lejos. Que la exageración forma parte de los shounens y todavía más del género deportivo o spokon lo puedo entender, pero de ahí al uso que le han dado en este obra me parece demasiado excesivo. Sé que muchos no estarán de acuerdo con mi opinión. No obstante, sé que no soy la única que defiende esta postura.

¿Y al final, me ha gustado o no? Sí, y más de lo que esperaba. Me reconcilié con este anime cuando empezó el arco de Teikō, una parte que me pareció muy necesaria ya que por fin mostraba cómo los jugadores de la Generación de los Milagros eran cuando formaban parte de su anterior equipo y porque también justificaba su comportamiento y forma de pensar una vez Seirin los enfrenta. Y después de este entendimiento, el final de la serie me ha complacido. Un último arco un poco largo pero que por fin zanja lo que tiene que ser resuelto. Y, para terminar, un desenlace poco arriesgado, pero de los que a mí me gustan (tengo serios problemas con los finales, así que a mí ya me viene bien algo así).

 
Los personajes de esta historia son únicos en su especie, pasando por los más inocentes, los idiotas adorables y hasta los más cabrones. Kuroko y Kagami, junto a los demás miembros de la Generación de los Milagros, son los que se llevan más protagonismo. Están bien definidos y se desarrollan fantásticamente a lo largo de toda la serie. Puedo afirmar que he visto cambios casi impensables; quizá el de Aomine sea uno de los que a mí más me han impactado (cierta escena de la tercera temporada me da la razón). Me parecen carismáticos (unos más que otros) y bien logrados, y algunas de las relaciones que se forman son entrañables.
No obstante, en mi opinión la serie brilla cuando los secundarios también tiene su minuto de gloria. Es evidente que los personajes principales son los que acaparan más protagonismo, pero solo desviando la atención hacia los demás más a menudo se consigue dar una verdadera participación y un rol adecuado a los demás individuos.
Y no estaría contenta si no hablo de poco de Akashi, porque este personaje se las trae. Lo he odiado profundamente todo esta última temporada, y no hay justificaciones que valgan para defender su comportamiento. Es un personaje trágico y claramente desequilibrado. ¿Qué representa? Para mí, personifica a un individuo omnipotente. Y vaya si han llevado lejos sus capacidades. Es la culminación de los poderes que os comentaba y lo que han hecho con él me parece bastante exagerado. [SPOILER] Es el último obstáculo de Kuroko y compañía, la dificultad final a superar y también, en cierta manera, personifica las debilidades de Kuroko. ¿Cómo le hizo sufrir tanto? T_T Ah, y no nos olvidemos de su doble personalidad. [FIN DEL SPOILER]
 
La Generación de los Milagros
 
Kuroko tiene una animación que complementa bien la historia. La acción que hay en los diferentes partidos está bien plasmada y además, hay jugadas verdaderamente espectaculares que ponen el broche final. Tengo que confesar que Production I.G. es un estudio que ha adaptado algunos animes que me han encantado, así que tengo confianza en lo que hacen.
El catálogo de openings y endings es amplio y variado. El último OP ya es uno de mis favoritos. Creo que es especialmente potente y que las imágenes son espectaculares. En cierta manera también homenajea a los rivales caídos, así que es doble puntazo. No puedo verlo sin que los pelos se me pongan de punta. Y en su OST también hay esos temas que consiguen ponerte en el ambiente del partido y que te hacen estar casi tan tenso/a como los jugadores.
No sé si he conseguido reflejar la disparidad de pensamientos que tenía sobre este anime tan bien como a mí me hubiera gustado, pero ya es momento de despedirme de KnB. Ha sido toda una experiencia seguirlo y, aunque no se haya convertido en uno de mis animes favorito, seguro que lo recordaré con nostalgia. 

Nota Final:
7,5
 jane1
Anuncios

7 comentarios sobre “Reseña- Kuroko no Basket

  1. Yo me he pensado mucho si verla o no (incluso me bajé la primera temporada) pero al final creo que voy a pasar. No eres la primera persona que comenta la fantasmada en la que se convierte la serie y ese tipo de cosas no me gustan nada (yo quiero otro Haikyuu!! T.T).
    Me acuerdo que cuando salió además, me vi como 5 episodios (¡Si hasta los comenté en el blog y todo creo recordar XD) pero no había nada que me hiciera seguir con ella, no me enganchó vamos…

    Total, que tendré que seguir buscando mi sustituto a Haikyuu!! jijijiji

    Un bsote!

    Me gusta

  2. ¡Hola, Jane! (Y Umibe también, jajaja)

    La reseña me ha encantado, arrghht no sabéis lo que envidio la soltura con la que escribís.
    El spokon no es lo mío, y Kuroro no Basket la verdad nunca me ha llamado lo sufiente como para decir “vamos a ver que tal”.

    Lo bueno que tienen las series de esta temática es que siempre fomentan el compañerismo (bieenn) y el trabajo en equipo, y es por eso que tengo muchas ganas de ver alguna. Igual me pongo con Haikyuu… quién sabe 🙂

    De nuevo, muy buena reseña, me alegra que aunque no se haya convertido en uno de tus animes esenciales lo hayas disfrutado. Besitos ♥

    Me gusta

  3. Hola chicas!

    KnB es una de mis grandes pendientes ya que me encanta el género spokon, a ver cuando me animo, uops!

    Si quieres sustituir esa abstinencia que vas a sufrir, échale un vistazo a Diamond no Ace… es puro vicio 😉

    Besotes!

    Me gusta

  4. ¿No te enganchó? Pues a mí la primera temporada ha sido mi favorita, vaya XD.
    Es que se han pasado tres pueblos con sus habilidades. Había llegado un punto en que la seriedad con la que me tomaba en anime chocaba con lo que estaba pasando. Me parecía que se reían en mi cara -.-'. Alguna vez he tenido que parar el episodio y respirar hondo para asimilar el nuevo súper poder que habían metido, y durante el episodio evitaba darle muchas vueltas porque si no me ponía mala.
    Pero sé que a mucha gente le ha encantado. Sin ir más lejos, estoy viendo Yowamushi Pedal y también exageran las cosas que da gusto, pero no a tanto nivel, y me lo paso pipa.
    Haikyuu!! en octubre, ¡no puedo esperar! Sigue buscando pues 😛
    Besos <3
    Jane

    Me gusta

  5. Hola Clara 😀
    Pues Kuroko no Basker es puro spokon: deporte y espectáculo a partes iguales.
    A mí la parte inicial de este tipo de animes, que normalmente es en la que se forma el equipo y se empiezan a formar las amistades, me encanta. Me gusta un montón ver como se forman esos lazos entre los integrantes. Creo que promueven valores muy interesantes, como bien dices.
    Ponte con Haikyuu!! porque ese fandom necesita más seguidoras jaja. Te va a encantar.
    Muchas gracias <3
    Besos, Jane

    Me gusta

  6. Hello Pau 🙂
    Anímate y me cuentas que te parece. Quizá se convierta en uno te tus imprescindibles. Además, tenerla toda completa es magnífico porque los animes de género deportivo se disfrutan mucho más si los puedes ver del tirón. Esperar semana a semana se puede convertir en un auténtico suplicio.
    Estoy a tope con Yowamushi Pedal, pero cuando lo termine quizá le eche un ojo a Diamond. Más spokon para el cuerpo, como a mí me gusta.
    Besos, Jane

    Me gusta

  7. Cierto, cierto, ¡Yowapedal es una pasada también! 😀

    Me lo vi de un tirón hace unos meses, aún canto lo de “Hime Hime Hime, suki suki daisuki Hime Hime” de vez en cuando, jajaja

    Buena elección de sustituto, tiene sus momentos de carcajada limpia combinados con autentico drama que hasta te caerá una lagrimita y te preguntarás ¿pero porqué lloro si solo están pedaleando en una bici y no luchando en la guerra de Irak?” jajaja

    Ya leeré tu reseña y después te pones con el baka de Diamond no ace! :__)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s