Reseña- Ookami Shoujo to Kuro Ouji

Ookami Shoujo to Kuro Ouji

Wolf Girl and Black Prince


 
La historia se centra alrededor de Erika Shinohara, un chica superficial de 16 años de edad, quien les cuenta a sus amigas acerca de sus hazañas románticas, aunque en realidad no tenga novio. Afirma que un chico guapo en una foto es su novio, pero resulta que ese chico es un compañero de instituto llamado Kyouya Sata. Ella no tiene más remedio que hacerle su novio falso. Desafortunadamente, Sata puede parecer una persona dulce, pero en realidad es un sádico con el corazón súper negreo. Sata se aprovecha de la debilidad de Erika y la trata como a su perro.

 

Información

 
Género: Comedia, Escolar, Shoujo
Director: Kenichi Kasai
Estudio: TYO Animations
Episodios: 12

 
Había leído las advertencias, pero en uno de mis intentos de no dejarme llevar por la corriente me dispuse a ver esta anime bastante ilusionada. Un shoujo no se adapta así como así y no quería perdérmelo. A decir verdad, me apetecía ver un anime bien típico pero llevado con algo de gracia, pero ni con esas esperanzas relativamente bajas no me encontré con lo que esperaba. 
Ver Ookami Shoujo to Kuro Ouji ha sido como montar en una montaña rusa, con sus pertinentes loopings y esas cosas que nos gustan tanto a algunos/as. Ha sido un trayecto que me ha dejado un poco contrariada y del que quería compartir mis impresiones. Sin más dilación, empecemos. 
 
No seas demasiado dura con este anime, Jane
Por alguna forma debe empezar una historia, y se podría decir que la manera en la que esta empieza es bastante premonitoria. Nuestra protagonista, Erika, tiene la imperiosa necesidad de mentir para poder encajar con sus nuevas compañeras. No tiene novio, pero a ella no le importa crearse uno de falso. Casualidades del destino, su “pareja” asiste a su mismo instituto y tiene que pedirle cierta colaboración para no que su farsa no quede al descubierto. A partir de ese momento, veremos evolucionar la relación de este par de adolescentes.
No hacía falta ser un lumbreras para ver hacia donde iban a ir los tiros. La pareja principal acabará formando una relación verídica, hasta aquí ningún problema. El roce hace el cariño, que dicen. No me gusta explicar en gran detalle lo que pasa en el anime, pero esta vez me veo bastante obligada a contar un poco lo que hay y a advertir al personal. El problema viene cuando el protagonista se pasa de la raya con su comportamiento y Erika se arrastra demasiado. Ah, y también hay otro personaje bastante metomentodo que me sacó de mis casillas. ¿Era necesario? Hay momentos en los que me he puesto bastaaaaaante nerviosa y llegué a un punto en pensaba que la historia ya había tomado un giro que no tenía arreglo. Pero después sacan unos episodios finales bastante decentes y ya me tienen en el bote. 
No me hagas reír, tontorrón
 
Qué decir de los personajes. Erika, a pesar de soltar alguna que otra trola, no me disgusta. Es tontita, no es mala persona y en general es positiva. No definiría a Kyouya como alguien sádico (se pasa con la protagonista, pero creo que esta adjetivo no termina de hacerle justicia), sino más bien como alguien apático y que encuentra en Erika una distracción. Su comportamiento tiene su origen en algún problemilla de su infancia (esto no lo había visto en ningún otro shoujo) y gracias a la protagonista logra evolucionar. Me ha gustado como han hecho una pequeña pincelada sobre su familia, porque en la mayoría de historias de adolescentes parece que no existen sus padres. 
Los secundarios no son la gran cosa y a penas son desarrollados, pero aún así el mejor amigo de Kyouya logra ser una bocanada de aire fresco. Podríamos definir a la amiga de Erika como la voz de la conciencia, y a parte de esto poco cosa más sabemos. Nozomi es el secundario imprescindible que ejerce el papel de jode parejas.
A pesar de todo lo que he dicho, Ookami Shoujo me ha resultado entretenido. Sí, a mí también me descoloca este hecho pero es la pura verdad.
La animación no ha brillado precisamente (es cutrilla), así como tampoco lo ha hecho su OST. A pesar de este hecho, los diseños de los personajes no están nada mal y por lo que es la historia en sí (no hay escenas de acción en las que se necesite una animación esplendorosa) ha cumplido en general. No sé que tiene su ending que me gusta tanto. Es pegadizo y alegre, tampoco la gran cosa, pero me encanta. 
 
 
Worlf Girl and Black Prince es de esos animes mediocres que, a pesar de sus errores, logra entretener más de lo esperado. Tiene sus momentos cómicos, las dosis necesarias de vida escolar y otros instantes que dan vergüenza ajena de la buena. 


 
Nota Final:
5’5
Anuncios

2 comentarios sobre “Reseña- Ookami Shoujo to Kuro Ouji

  1. El principio es bastante flojito pero al final a mí me gustó bastante. No tengo en absoluto un mal recuerdo del anime, no te creas. No obstante, tiene sus cosas negativas y al final terminaron pesando bastante. Casi lo abandono… Y esto no es nada buena señal.
    Supongo que lo que viene a continuación en el manga no debe estar nada mal. Si hubiera sido de otra forma hasta me hubiera animado a leerlo, quien sabe XD
    Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s